Revista Èvoque

Quizá por ser uno de nuestros países vecinos, o por lo melodioso de su idioma, los españoles siempre nos hemos sentido atraídos por la cultura y la geografía francesas. Y es que Francia, como podemos comprobar en las webs sobre turismo que se encuentran en internet, cuenta con tantos atractivos que lo que más apetece es perderse en el país galo durante una buena temporada para descubrir cada rincón.

Uno de los pricipales atractivos de Francia es su capital, no en vano París ha sido considerada desde hace décadas “la ciudad de la luz”. Repleta de historia, monumentos, museos, de vida social, París es, pese a encontrarse en el norte, el centro cultural del país. Desde los museos del Louvre o el D’Orsay, en los que es posible conocer de cerca las principales obras de arte de toda la historia de la humanidad, hasta las famosas Galerías Lafayette, donde podremos comprar toda moda y accesorios (a precios astronómicos, eso sí) con todo el glamour de la ciudad parisina. El barrio latino, la Defense, la Torre Eiffel, Notre-Dame, Montmartre… y así una lista interminable de lugares imprescindibles si visitamos París, sin olvidar el destino favorito de los pequeños y no tan pequeños: Disneyland París.

Pero Francia cuenta con muchos más atractivos para el turismo. Los aficionados a la historia encontrarán en la ruta de los castillos del valle del Loira una fuente inagotable de placer visual. El castillo de Chenonceaux, que fue utilizado por Francisco I como residencia para su amante Diane de Poitiers; el castillo de Chambord, cuya escalera central fue diseñada por nada menos que Leonardo da Vinci; el castillo de Amboise, en cuya capilla reposan los restos de tan insigne artista… Son algunos de los atractivos del valle del Loira, una zona de campiña, increíblemente verde, que merece la pena recorrer. Como curiosidad, para los amantes de los castillos, entre Perpignan y Toulousse se encuentra la ciudad fortificada de Carcassone, cuyas murallas comenzaron a construirse en época romana, en el año 100, y que inspiró un famoso juego de mesa con el mismo nombre.

Otro de los lugares que en esta ocasión los aficionados a la enología no deben perderse Burdeos, cuna de grandes vinos donde disfrutar de la auténtica Gastronomía en Francia. Capital de la región de Aquitania, es la quinta ciudad más importante de Francia, y su Puerto de la Luna ha sido nombrado Patrimonio de la Humanidad. En Burdeos, 118.000 hectáreas de viñedo hacen posible la producción de vinos mundialmente famosos especialmente desde el siglo XVIII, su época de mayor esplendor.

También podremos visitar y realizar Actividades en Ultramar, por ejemplo…son algunos de los lugares que podemos visitar en un país repleto de opciones, en el que hacer turismo es sumergirse en un mar de historia, monumentalidad y paisajes de leyenda.

Revista Èvoque

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *