Revista Èvoque

Existiendo siete mil millones de personas en el mundo, y cinco continentes más sus aguas que completan todo un planeta entero, esto de las inquietudes del turista se podría convertir en una auténtica odisea, sin embargo vamos a intentar explicar una pequeña cantidad de inquietudes que aparece en todo turista, es decir, todo aquel que practica turismo, sea del tipo que sea, tiene al menos estas motivaciones.

No vamos a entrar por tanto en particularidades de aquel que viaja para ver la final de su equipo favorito en el país vecino, tampoco aquél que viaja por trabajo y aprovecha la estancia, tampoco aquellos que viajan para fiestas concretas como el famoso Oktoberfest en Alemania, la feria de Sevilla, o el caso de promesas como los viajes a Lourdes, Fátima y el camino de Santiago.

A primera vista, y como es obvio todos diríamos que una de las inquietudes del turista es la diversión, desde aquí queremos ampliar el concepto diversión hacia el concepto de desarrollo como persona, englobando experiencias y conocimiento, por tanto el turista siempre está interesado en conocer palacios de grandes fortunas en los que disfruta de su artesonado, la cultura del lugar, disfrutar de salón de celebraciones en el que degustar la amplia gastronomía típica, y sobre todo historias y leyendas.

Basándonos en el ejemplo de antes, a todos nos atrae la arquitectura, cuanto más distintiva mejor, no hace falta ser un aficionado a la arquitectura para disfrutar de artesonados, al igual que tampoco necesitamos ser profesionales de la cocina para degustar los mejores platos en cualquier salón de celebraciones de la zona.

En cuanto a historias y leyendas, mucho más allá de lo material que nos ofrece por ejemplo el mencionado artesonado, el turista busca curiosidades, como el lugar donde fue asesinado el presidente Kennedy o la tan conocida por todos carverna de los Beatles.

Sea cual sea nuestro gusto, todos tenemos inquietudes en común, por lo que sea cual sea el motivo del viaje, existen ciertas cuestiones que no podemos dejar atrás.

inquietudes del turista

Revista Èvoque

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *