Revista Èvoque

Cada año solemos acudir a dos tipos de playas diferentes, aunque no son dos tipos de playas precisamente, sino que tenemos dos tipos de vacaciones, las duraderas y las de días esporádicos, sea cual sea, cada año tanto a unas como otras le exigimos más, es por ello que muchos ayuntamientos buscando el turismo exigente se esfuerzan en ofrecer la máxima exigencia en todos los aspectos, duchas, asesos, vestuarios, playas, seguridad y esto además de los servicios puede verse en elementos como encimera de baño que encontramos en las instalaciones anteriormente señaladas.

Este sentido va direccionado sin lugar a dudas por la decoración detallista que exige detalles estructurales en el comienzo, para remarcar la funcionalidad de cada servicio, ya que sin duda alguna el turista, sea más o menos exigente, no se conforma con diseño, sino funcionalidad.

Una vez respetadas las características funcionales, es el diseño de cada elemento como encimera de baño, el que va a marcar la distinción visual que recuerda con el paso del tiempo cada turista, distinción que lo hará aumentar su valoración de esa playa además de ayudarlo a decidirse en futuras ocasiones y dividiendo de esta forma las playas con instalaciones exigentes y las que no.

A pesar de este tipo de detalles en baños y por la decoración, sabemos que una playa, con grandes vistas, no es un museo, por lo que la funcionalidad siempre debe tener más peso que los detalles atractivos siendo el acceso a minusválidos el principal escollo a superar por cada uno de los ayuntamientos, siendo la dificultad latente por el estado de la arena y ciertos accesos a calas y playas que se encuentran sin acceso vía terrestre.

Todos estos detalles influyen en la decisión de a qué playa dirigirnos, pero sin duda alguna la propia naturaleza de las playas, su ambiente y la climatología marcarán la decisión final en base a nuestras necesidades, ya que como muy bien sabemos, existen playas de juventud y música, playas nudistas o playas familiares.

instalaciones playas encimera

Revista Èvoque

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *