Revista Èvoque

Sin duda la Mezquita de Córdoba es el principal atractivo turístico de la ciudad califa, además de sus famosos patios que florecen en primavera. Hoy os mostramos otro monumento museo que mezcla características de ambas temáticas, hablamos del Palacio de Viana.

Este palacio goza de gran historia dentro de la ciudad cordobesa, construido en el siglo XVI, que ha ido mejorando con los tiempos, creciendo junto con la ciudad y sus gentes, quedándose con parte de la cultura y propiedad que van pasando por sus puertas, sello de ello es el aumento que ha ido generando desde su creación, en la que ha sufrido un total de cinco ampliaciones.

Estas ampliaciones han ido dejando detalles como sus techos decorados con artesonado, su flora y árboles peculiares de cada época, y como no, grandes colecciones que han ido dejando para el recuerdo todas y cada una de las familias que han habitado tan distinguido palacio, como azulejos, armas, cuero, mueble barroco, pinturas, esculturas, etc.

Este atractivo turístico, cuenta con un total de 12 patios por los que podemos ir caminando y disfrutando de su olor, historia, artesonado, cerámicas y su luminosidad.

Debemos mencionar que el Palacio de Viana estuvo habitado por familias nobles hasta finales del siglo XX, no obstante siempre ha gozado de un valor y gran cariño por parte del pueblo.

Actualmente existe la posibilidad de visitas, para observar sus jardines, historia, mueble barroco, resto de colecciones y artesonado, pero además es usado para la realización de diferentes talleres culturales, diferentes eventos como la noche flamenca en Viana, etc.

palacio viana

Revista Èvoque

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *